Arte contemporáneo en España

¿Para qué sirve el arte?

Debate sobre arte contemporáneo en España.

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor ilpintore » Mar Feb 10, 2009 1:20 pm

Félix de Azúa. “Diccionario de las Artes”

“(…) Para explicar (aproximadamente) lo que es un artista, debo recurrir a la fábula. Me avergüenza hacerlo porque es un método poco científico muy utilizado por ese enemigo de la democracia (según le califica Karl Popper) que era platón cuando se veía obligado a explicar cosas que ni él mismo se explicaba. Me excuso, pues, de imitar a Platón, pero no todo el mundo puede ser Karl Popper.
En las muchas memorias y abundantes libros de recuerdos que han ido editando los judíos que sobrevivieron al Holocausto hay una figura que aparece con frecuencia y cuya actividad posee un interés muy especial. Cuentan los supervivientes que, tras ser detenidos y agrupados por la policía política alemana y francesa, eran almacenados en trenes especiales cuyos vagones habían servido para el transporte de ganado.
Hacinados como reses, sin espacio para sentarse, sin apenas aire para respirar, sin más agua que la lluvia que se filtraba por las grietas de la cubierta, millones de desdichados atravesaron Europa de Pau a Auschwitz, de Varsovia a Dachau, de Amsterdam a Büchenwald, durante semanas, camino del matadero. Antes de llegar, muchos murieron de sed, de hambre, de asfixia, de agotamiento, de enfermedad; los supervivientes acabaron el trayecto pegados a los cadáveres porque no había espacio para dejarlos reposar en el suelo.
Los vagones, que eran de puerta corredera, traían unos mínimos respiraderos en la parte superior, a un palmo del techo, y otros cuantos orificios en el suelo para la evacuación de las heces. Por los respiraderos entraba la escasa luz que permitía a los infelices saber si era de día o de noche, y, aunque pueda parecer extraño, estos detalles cobraban para ellos una enorme importancia. Los respiraderos superiores estaban situados a unos dos metros y medio del suelo.
Muchos memorialistas coinciden en relatar cómo los presos de cada vagón elegían espontáneamente a una persona para alzarla hasta el respiradero con el fin de que fuera dando cuenta de lo que desde allí se divisaba. Solían escoger a alguien liviano, aunque despierto, de modo que pudiera ponerse de pie sobre algunos compañeros que con extraordinario esfuerzo le ofrecían sus riñones como tarima. El vagón entero se retorcía con dolorosa y agotadora contorsión para facilitar a los oteadores el acceso a la mirilla. Los presos necesitaban saber dónde estaban, adónde les conducían, qué tierras cruzaba el tren, qué gentes las habitaban. Para averiguarlo estaban dispuestos a los mayores sacrificios.
Pero no todos reaccionaban igual: cuentan también que unos pocos presos se mostraban escépticos y rehusaban colaborar. “¿Qué se me da a mí en donde estemos, si me cabe la certeza de que voy camino del matadero?.”, decían crudamente. Ponían toda clase de inconvenientes a colaborar, y luego se negaban a escuchar y aun hacían burla imitando a los oteadores. Pero incluso los más escépticos atendían disimuladamente cuando los oteadores sabían explicar lo que veían. Porque, como es natural, no todos los elegidos servían para la tarea y había que cambiarlos de vez en cuando. Incluso a menudo.
Las primeras veces que los oteadores se alzaban hasta la ventanilla, no tenían fuerzas para hablar. Llevaban quizás cuatro o cinco días a oscuras, asfixiados por el hedor, aplastados por sus compañeros, y de pronto se elevaban y veían la luz del sol, o de la luna, o un perro, o un rio. Balbucían algunas palabras y luego se ahogaban en sollozos, o caían en mutismo seco. Sus compañeros solían mostrarse comprensivos y le daban un tiempo para reponerse e intentarlo de nuevo. Algunos con el aplomo de la experiencia, iban adquiriendo cierto control sobre sí mismos. Otros no podían resistir la tensión y se negaban a seguir haciendo de oteadores pues, según decían, para soportar el horror es mejor no ver nada, y hacer como si sólo hubiera un mundo, el de los condenados a muerte.
También sucedía que ciertos vigías decepcionaban a los condenados porque sus relatos eran demasiado minuciosos, exactos y científicos. (…) sus compañeros aceptaban la información pero los sustituían de inmediato por otros no tan rigurosos.
No decepcionaban menos los distraídos, aquellos que daban una visión dispersa, inconexa, improvisada, y sin orden ni concierto del panorama (…) también irritaban quienes lo interpretaban todo desde sus impresiones personales, como que a ellos les parecía demasiado verde una planta o muy sucio un leñador. Ni la ciencia ni la inocencia, ni la verdad objetiva ni la expresión subjetiva les eran de ninguna ayuda a los condenados.
Los oteadores más apreciados eran aquellos que referían con acierto la existencia de un mundo verdadero, libre de la tortura y del horror, un mundo luminoso pero atado al mundo de los condenados por signos indescifrables. “Algunas mujeres de este pueblo se han reunido junto a la estación, en el abrevadero público, y están allí apiñadas mirando nuestros vagones con disimulo. Veo que una de ellas, con un crío en los brazos, le señala nuestro vagón, justamente, así que voy a sacar la mano por la mirilla”, decía, por ejemplo, uno de los oteadores más apreciado por los presos. Sus compañeros podían pensar entonces que aquella mujer con el niño vería la mano, o algunos dedos de la mano, agitándose desde la mirilla, y que quizás así la mujer se convencería de que había gente muriendo en los vagones. Gente con manos, indudablemente. Y guardaría memoria de ello y algún día lo contaría a sus nietos: “Yo vi a los judíos pasar por la estación del pueblo y uno de ellos me agito, como saludando, desde uno de los vagones.” Así parecía redimirse una parte del dolor aunque sólo fuera de un modo muy ideal.
En los buenos relatos, los presos tenían la certeza de que algo circulaba de los unos a los otros, de los condenados a los libres, del mundo de la muerte al mundo de la vida. Un signo indescifrable, como el rayo que desciende del cielo e ilumina la noche un instante, ponía en relación dos universos que se desconocían mutuamente. Y a los presos les era indiferente que de verdad el oteador hubiera sacado la mano o que la mujer la hubiera visto, pues lo esencial para ellos era sentirse participes del mundo de los vivos y pertenecientes al mismo, aunque sólo fuera por unos segundos.
El oteador de los vagones cargados de condenados era el único que tenía, no ya fe, sino constancia de la existencia de otro mundo en el que las leyes permitían vivir a la luz del sol. La vida de los condenados hacinados en el vagón era espantosa, pero si el mundo de los vivos era verosímil, entonces la vida del vagón se convertía en una ficción resultante del juego de otras leyes que condenaban a vivir en el horror, sin culpa alguna ni haber sido acusados de nada. Se mantenía de ese modo la esperanza de que el horror tuviera un final.
Mientras el oteador era capaz de mantener la veracidad del relato, mientras lograba convencer a sus oyentes acerca de la realidad del mundo luminoso, entonces el mundo del horror permanecía como la otra ficción. La realidad del mundo luminoso y la realidad del mundo de la muerte se sostenían la una a la otra como ficciones mutuas, y nadie podía demostrar el triunfo de la una sobre la otra.

Félix de Azúa. “Diccionario de las Artes”
Anagrama. 2002
ilpintore
 
Mensajes: 66
Registrado: Mar Mar 18, 2008 7:41 pm

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor munchener » Mar Feb 10, 2009 2:31 pm

Podrías explicar algo más. por que yo que soy muy cazurro o no tengo la sensibilidad suficiente para masticar todo lo que cuentas y menos sacarle una relación con la pintura.Lo único que me ha sonado es Dachau que queda al ladito de mi casa y hoy es un campo convertido en museo que os recomiendo visitar si venis por Múnich, no hay mucho ,el campo tal cual se dejó tras la guerra y unas cuantas fotos, pero es el silencio y las sensaciones de todo el sufrimiendo que se ha dado ahí lo que a uno le dejan más que sensibilizado, impresiona estar frente a los hornos en los que se quemó a tanta gente.
Lo que queda por hablar pero eso es algo que me lo guardo para mí es del sentimiento de avergüenzamiento que hoy tienen los nietos de aquellos alemanes, pero eso es algo que forma parte de mi tésis personal en la que llevo tiempo indagando.
munchener
Rango de forero: 4
Rango de forero: 4
 
Mensajes: 436
Registrado: Jue Abr 24, 2008 2:02 pm

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor ilpintore » Mar Feb 10, 2009 3:18 pm

munchener escribió:Podrías explicar algo más. por que yo que soy muy cazurro o no tengo la sensibilidad suficiente para masticar todo lo que cuentas y menos sacarle una relación con la pintura.Lo único que me ha sonado es Dachau que queda al ladito de mi casa y hoy es un campo convertido en museo que os recomiendo visitar si venis por Múnich, no hay mucho ,el campo tal cual se dejó tras la guerra y unas cuantas fotos, pero es el silencio y las sensaciones de todo el sufrimiendo que se ha dado ahí lo que a uno le dejan más que sensibilizado, impresiona estar frente a los hornos en los que se quemó a tanta gente.
Lo que queda por hablar pero eso es algo que me lo guardo para mí es del sentimiento de avergüenzamiento que hoy tienen los nietos de aquellos alemanes, pero eso es algo que forma parte de mi tésis personal en la que llevo tiempo indagando.

No pretendi urgar en ninguna herida, solo es que esta historia a mi me parece el uso mas util que se puede hacer dealguien que como artista puede dar algo a su sociedad.
Hola.
ESte relato me hace comprender lo necesarios y utiles que somos los artistas aunque no nos lo parezca.

Quixa , si tienes tiempo reelo pensando que es la descripcion de un artista, no de un episodio historico.

Saludos
ilpintore
 
Mensajes: 66
Registrado: Mar Mar 18, 2008 7:41 pm

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor yrealydad » Mar Feb 10, 2009 3:52 pm

¿y si entre todos en vez de aupar a uno para que "otease", hubieran empujado todos a la vez para abrir las puertas? o al menos una ventana, lo suficientemente grande para que todos viesen...para mí eso es el arte, y el arte que aupa a uno solo está bien, sobre todo para ese uno solo, incluso puede servir a todos en algo...pero mantener la esperanza, cuando van todos a la cámara de gas, creo que hace el juego al maquinista del tren...
yrealydad
 
Mensajes: 5
Registrado: Mar Feb 10, 2009 7:41 am

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor munchener » Mar Feb 10, 2009 5:53 pm

prometo releerlo con más tiempo, aparte me parece interesante. Solo que uno aún no es artista, ese calificativo espero que algún día mis compañeros me lo pongan, pero dentro de muchos años, de momento me conformo con pintor y escultos. Para mí el término ARTISTA es algo como cuando a un torero le llaman sus compañeros de profesión MAESTRO, aun siendo Curro Romero, también pasa en las artes marciales, la figura del viejo maestro con el que pocos tienen la categoría para batirse con el a pesar de lo anciano que este sea. Quizás eso sea lo que nos distingue a los occidentales de las culturas de oriente, el respeto a la experiencia y a los años de oficio. Uno como yo con tan solo 20 años de oficio no se merece para nada llamarse ARTISTA. Todavía gengo presente la entrevista que J.Otero le hizo a Miró poco antes de éste morir, ahí vi a un artista, también veo a un artista cuando visito a Luís Gordillo en su estudio.
munchener
Rango de forero: 4
Rango de forero: 4
 
Mensajes: 436
Registrado: Jue Abr 24, 2008 2:02 pm

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor maríaprado » Mar Ago 24, 2010 6:17 pm

Hola a todos:
el arte no sirve para nada, porque no es un sirviente. Es por eso que el artista no tiene cabida en esta "sociedad de la empresa" en la que todo debe corresponder a algún fin. El arte se basta a sí mismo es autosuficiente. Otra cosa es que ayude a mejorar la sociedad, a sensibilizar, etc. pero todo eso le es ajeno tanto al arte como al artista. El artista no pinta para mejorar la sociedad, ni siquiera para mejorarse a sí mismo, todo esto si viene, viene por añadidura. Es como pregutarse: ¿para que sirve querer a un hijo? la pregunta de por sí no tiene sentido.
maríaprado
 
Mensajes: 14
Registrado: Lun Ago 23, 2010 4:59 pm

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor montemoon » Dom Dic 26, 2010 11:37 pm

Que más que para dejar volar libre tu imaginación y permitirle a tu espíritu expresarse de una forma sana? Libera tensiones, despeja confusiones y le permite al alma respirar.
Avatar de Usuario
montemoon
 
Mensajes: 3
Registrado: Dom Dic 26, 2010 10:55 pm
Ubicación: Bilbao

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor zorromoco » Mar Feb 01, 2011 9:48 pm

El arte sirve, para hacer pensar, imaginar, flipar, sentir, etc. El problema es que la cosa ha degenerado bastante, o lo que algunos denominan arte ofial, el que se vende. Pero no se puede valorar, y como hay que valorarlo para que el artista pueda sobrevivir, a partir de ahí empiezan los problemas. Pero en su esencia, debe desprenderse del factor económico. ¿quién trabaja gratis?

Otra

Vi este vídeo en youtube que explica cómo está montado el mundillo del arte y la verdad que ilustra bastante

http://www.youtube.com/watch?v=YPoCIj38Vlo

Saludos
zorromoco
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Feb 01, 2011 9:42 pm

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor Head_hunter » Lun Oct 24, 2011 5:55 am

Querido elquequiencon ¿para que sirve el arte? Lo único verdaderamente importante es que el arte sirva a aquel que lo crea, y ¿con que fin? pues con el fin de producir en él la catarsis primigenia de la vida: Después puede que sirva a alguien más, pero a mi eso ya me da igual.
Head_hunter
 
Mensajes: 5
Registrado: Lun Oct 24, 2011 4:53 am

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor Tomás » Vie Oct 28, 2011 12:54 pm

:shock: :shock: :shock:

Tendré que pensarlo a ver...
Tomás
 
Mensajes: 86
Registrado: Sab Oct 22, 2011 6:35 am

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor calvoretto » Sab Oct 29, 2011 3:44 am

La verdad es que no había leído aún la descripción del artista que transcribió ilpintore de Félix de Azúa, y me parece muy acertada sin to te quedas en la superficie, en los circunstanciales...
Me parece acertada, sobre todo, para las tribus "sin civilizar", dicho entrecomillado y sin ánimo peyorativo, donde el arte es el ARTE, la religión es RELIGION, etc; es diferente en las tribus "civilizadas" de la sociedad de consumo, cuando entre el sujeto y la experiencia subjetiva se interponen moderadores externos (llámese crítica, llámese clero, etc). Entonces la experiencia ya no es objetiva, es inducida y controlada, todos acabamos viendo el traje del Emperador para no quedar como tontos, y el oteador puede hablar en galimatías y todos haremos por "entenderle" si no queremos parecer menos inteligentes. No me fío de un cuadro que necesita un largo texto explicativo al lado, "lo que la obra quiere decir..." es algo que tiene que decirlo la obra.
Pero como me quiero imaginar que todos estamos hablando del Arte, y no del arte, la metáfora me parece muy acertada.
Un saludo!
calvoretto
 
Mensajes: 86
Registrado: Mié Feb 11, 2009 8:44 am

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor Tomás » Dom Oct 30, 2011 11:39 am

Para empezar creo que no se trata de responder de qué me sirve a mi el Arte, o para qué, sino intentar saber de qué le sirve en general a la sociedad. A mi me podría servir para muchas cosas, pero estas cosas para los demás podrían no ser interesantes, o puede que otros las satisfagan de otras maneras. Por ejemplo: el arte sirve para expresarse, o bien, el arte me produce una catarsis. Pero otros dirán, pues yo me expreso rompiendo cosas, o yo me libero con una borrachera.
Así que si el Arte sirve para expresarse, este tipo de expresión tendría que tener una distinción, una peculiaridad.
Yo creo que el Arte sirve para representar el mundo de un modo peculiar, aunando el placer de la contemplación en la forma con la densidad reflexiva en el contenido.
Tomás
 
Mensajes: 86
Registrado: Sab Oct 22, 2011 6:35 am

Re: ¿Para qué sirve el arte?

Notapor Head_hunter » Jue Nov 03, 2011 12:53 pm

Quiero decir que expresé mi visión completamente subjetiva y condicionada por mi condición de pintor. Lo que dices me parece correcto Tomás, el Arte busca significación y trascendencia. El Arte nos roba tiempo, el tiempo de la contemplación, pero a cambio nos da vida, la vida de las experiencias. No pretendo saber la respuesta a esa pregunta tan general que se plantea en este foro, lo que humildemente quise decir con mi comentario del otro día es que podemos acercarnos un poco a esa respuesta general respondiendo desde nuestra visión particular, planteándonos la pregunta ¿para que nos sirve el Arte a cada uno individualmente?. En fin saludos a todos los amantes del Arte.
Head_hunter
 
Mensajes: 5
Registrado: Lun Oct 24, 2011 4:53 am

Anterior

Volver a Arte actual

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Alexa [Bot] y 0 invitados

cron






Otros canales
rss   twitter   facebook   youtube






 portal:   Política de datos y cookies | Información | Enviar a un amigo | Enlazar con Arte10 | Publicidad en Arte10.com | Contacto | Widgets y RSS | Mapa de Museos de España

Hecho con por Portfolio Multimedia

Arte10.com es una marca registrada con referencia: M2303078
ISSN 1988-7744. Título clave: Monográficos de Arte 10. Tít. abreviado: Monogr. Arte 10.

    |  © 1999-2018 ARTE10.COM