Arte contemporáneo en España



Monográficos de Arte 10. Revista de arte contemporáneo

Catálogo de sueños


Grete Stern.
Circulo de Bellas Artes de Madrid. IVAM.
Hasta el 3 de abril de 2016.

Grete Stern en España por partida doble. Bajo la apariencia de fotomontajes oníricos, Stern sacudió a la sociedad argentina de finales de la década de los años cuarenta con una propuesta crítica y revolucionaria. El Círculo de Bellas Artes presenta estos trabajos recogidos en el libro Sueños. Fotomontajes de Grete Stern. Serie completa. Edición de la obra impresa en la revista Idilio (1948-1951) editado por la Fundación CEPPA en el año 2013. Y el IVAM le dedica uno de sus Casos de Estudio en diciembre, una nueva aproximación a su obra en el centro valenciano comisariada por María Jesús Folch.

                   clic para ampliar
La fotógrafa Grete Stern se enfrentó al reto de ilustrar, en la Argentina de finales de la década de los años cuarenta, los sueños dirigidos al consultorio de la revista femenina Idilio. Como cualquier trabajo de ilustración escondía, bajo la inocente apariencia del encargo, un gran problema que la artista resolvió de un modo aleccionador. El promotor de la idea fue Cesar Civita, uno de los dueños de la editorial Abril sensible a las nuevas tendencias. Recordemos que en España se emitía desde 1947 el Consultorio de Elena Francis, un espacio radiofónico donde a través de sus cartas las oyentes buscaban respuestas en una época oscura.
Los sueños han sido interpretados desde la antigüedad. Jacobo Siruela, en su atípica historia de los sueños recogida en El mundo bajo los párpados, señala como uno de los primeros documentos oníricos de la humanidad los sueños y pesadilla del mítico rey de Uruk y su compañero Enkidu[1]. Desde principios del siglo XX y gracias a la publicación de La interpretación de los sueños por Sigmund Freud se democratizó el acceso al inconsciente por esta vía. Un fenómeno amplificado en los años veinte por el Surrealismo –como puso de relieve José Jiménez en el congreso El Surrealismo y el sueño, organizado por el museo Thyssen-Bormenitza, en paralelo a la exposición que comisarió– ya que sus claves tienen una relación directa con los planteamientos psicoanalíticos y con la teoría del sueño de Sigmund Freud, con la que mantuvieron una relación de amor/odio[2].

Podríamos pensar que la aproximación de Stern a la representación de los sueños se encuentra muy cercana a los procedimientos puestos en marcha por los surrealistas, que descubrieron en el collage fotográfico el medio ideal para fijar “la fotografía estupefaciente de sus pensamientos y sus deseos” . Si Marx Ernst desarrolló a partir de imágenes procedentes de folletines populares del XIX su novela gráfica Une Semaine de Bonté en donde se mezclan sueños y pesadillas, las oníricas imágenes de Stern compartían páginas con fotonovelas contemporáneas. Si Ernst recurre a “La explotación sistemática de la coincidencia casual, o artificiosamente provocada, de dos o más realidades de diferente naturaleza sobre un plano en apariencia inapropiado”[4], Stern parece más próxima al espíritu de los fotomontajes dadaístas y su capacidad de inquietar al público. O eso indica la lectura de sus apuntes sobre su técnica, presentados en el Foro Club Argentino de Buenos Aires en el año 1967[5], cuando define el fotomontaje como el modo idóneo para unir elementos inverosímiles al fundir diferentes fotografías existente o realizadas para tal fin con la intención de crear con ellas una nueva composición fotográfica. Aunque comparten el relato del sueño y las claves freudianas, figuración, dramatización, desplazamiento, condensación y elaboración secundaria, el espíritu es de otra naturaleza. Su formación en la Bauhaus, y su trayectoria vanguardista en el terreno del diseño gráfico y publicidad junto a Ellen Rosenberg en el mítico estudio ringl+pit, marcarán las distancias.

Stern demostró una gran implicación en el proyecto, llegando a trabajar con imágenes procedentes de su archivo fotográfico personal y prestando su propia figura autorretratada como protagonista de muchas de las composiciones. En sus fotomontajes mostrará un especial interés por las cuestiones relacionadas con el papel de la mujer influida de un modo determinante por el contexto, tanto editorial como social. Apuntemos que el consultorio El psicoanálisis le ayudará lo dirigía Gino Germani, uno de los precursores de la sociología argentina moderna. Y que Eva Perón luchaba en aquella época por la igualdad de género impulsando la ley de sufragio femenino, que fue aprobada en Argentina el año 1947.

A la popularización del psicoanálisis en el país contribuiría decisivamente la creación de la Asociación Psicoanalítica Argentina fundada en 1942, y la posterior creación del Instituto de Psicoanálisis. Desde el primer número publicado el 26 de octubre de 1948, el semanario Idilio incluyo una entrega del consultorio con un gran éxito. Pero a pesar de publicarse semanalmente durante tres años y llegar a ser una serie compuesta por 147 obras, fue ignorada en los círculos artísticos. La propia autora pensaba que reivindicar la fotografía como arte era malgastar el tiempo, pero que era incuestionable su importancia en la vida social, política y expresiva del hombre de su tiempo.

La representación de la mujer realizada por mujeres en este momento histórico es una excepción, ya que hasta finales de la década de los años sesenta y en paralelo a los movimientos de los derechos civiles los movimientos feministas no se posicionarán en el terreno artístico, cuestionando la construcción social de la identidad de género. La obra de Stern, como señala Luis Priamo, es considerada como “la primera y más importante obra fotográfica argentina que aborda el tema de la opresión y la manipulación de la mujer en la sociedad de la época, y las consecuencias alienantes del sometimiento consentido”[6].

[1] Siruela, Jacobo. El mundo bajo los párpados. Atlanta, Madrid, 2010. P. 69.
[2] Jiménez, José. “Vivir es soñar. El surrealismo y el sueño”. Actas del Congreso El surrealismo y el sueño, Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid, 2014. P. 15.
[3] Breton, André. Manifiestos del Surrealismo, Madrid, Labor, 1985. .P 303.
[4] Ernst, Max. Tres novelas en imágenes, Madrid, Atalanta, 2008. P. 499.
[5] Stern, Grete. “Apuntes sobre fotomontaje”. Catálogo de la exposición Grete Stern en el IVAM, Valencia, 1995. P. 51.
[6] Priamo, Luis. “Los sueños de Grete Stern”. Ibidem, pag. 45.


José Oliver. Universitat Politècnica de València.


+ Referencias y consulta:
Descargar monográfico en PDF


  < Siguiente Anterior >  


        


Últimos monográficos:
Arquitecturas Pintadas. Arquitecturas en la pintura española del siglo XXI . VV.AA.
El libro y la exposición Arquitecturas pintadas presenta obras de Juan Cuéllar ...
Bill Viola: Entre lo anacrónico y lo sublime. . Bill Viola.
El Guggenheim de Bilbao celebra sus veinte años con una exposición de las ...
Eugenio Merino: Aquí murió Picasso. Eugenio Merino.
Fiel a su talante polémico, Eugenio Merino ha formulado la mejor crítica que a ...
Julian Rosefeldt: Vanguardia y contemporaneidad. Julian Rosefeldt.
Hasta el día 29 de abril puede verse en la galería Helga de Alvear la última ...






Otros canales
rss   twitter   facebook   youtube






 portal:   Aviso Legal | Información | Enviar a un amigo | Enlazar con Arte10 | Publicidad en Arte10.com | Contacto | Widgets y RSS | Mapa de Museos de España

Hecho con por Portfolio Multimedia

Arte10.com es una marca registrada con referencia: M2303078
ISSN 1988-7744. Título clave: Monográficos de Arte 10. Tít. abreviado: Monogr. Arte 10.

    |  © 1999-2017 ARTE10.COM