Arte contemporáneo en España



Monográficos de Arte 10. Revista de arte contemporáneo

La obra de arte debe de ser un ejemplo no algo ejemplar

La presencia y la ausencia

Xavier Arenós.
IVAM. Centre Julio González. Valencia.
Hasta el 7 de mayo de 2017.

Hoy nos encontramos resistiendo a unas imposiciones políticas y económicas muy fuertes extendidas a todo espacio físico y de poder. Se identifican en la arquitectura del mismo modo que están presentes en la imaginería monumental, o quedan aparentemente inmóviles en la justicia, una realidad merecida por las leyes que las favorecen.


Frente a una presencia permanente, algunas veces más visible otras mejor camuflada, esta fuerza opera en aquellas rigurosas decisiones de estado que no deben ser pensadas por la ciudadanía. Nos encontramos en un aislamiento democrático, anclados y la vez rodeados de mareas de gentes formando parte de una multitud sin apenas entrega en el interés común, clave por la cual podamos ser todos los mismos. Luchar a una queda lejos en nuestra actualidad y con asombro leo sobre lo que no he vivido: aquello que ejecutaron las fuerzas de izquierdas en la formación de La República, ejemplo de unión y fuerza.

La exposición La presencia y la ausencia exhibe tantas obras de interés para hablar sobre el posicionamiento individual y colectivo, que voy a tomar como referencia Dibujar una estrella de cinco puntas para señalar los rasgos de un empoderamiento social y político, no obstante, podrían ser otros trabajos dentro de la misma exposición los que diesen pie a tratar esta cuestión. Se trata de una pieza fundamentalmente ideada para sentarse, un banco de cinco puntas formado por listones de madera de medidas concretas quepor superposición, construyen una estrella irregular de cinco puntas, símbolo de revoluciones. El banco fue realizado por nosotros mismos: un grupo de estudiantes de diferentes ámbitos partícipes en el taller impartido por Xavier Arenós, organizado en torno al interés de esta exposición, en la galería 6 del IVAM, sala que se caracteriza por mantenerse estrechamente vinculada con nuestra ciudad en las muestras que contempla. Fuimos estudiantes los responsables de la forma irregular de esta estructura, dado que los listones corresponden a la altura de cada uno de nosotros y cada listón quedó grabado por el nombre de su referente métrico. Al mirar el banco de grandes dimensiones no lo percibimos endeble, es seguro y está en equilibrioa pesar de haber sido creado por la suma de nuestros cuerpos quedando alejado de su referencia. Es fuerte y estable porque se han tenido en consideración los tres niveles de altura que lo elevan del suelo, que se alzan sobre unas patas adecuadas a estas irregularidades. ¿Por qué hacer un banco uniforme? El compromiso recae en crear aquello que consiga mantenernos en equilibrio. Si orientamos correctamente el cuerpo en el espacio podemos contemplar otras formas­­ de hacer y otras construcciones que no sean las establecidas, renovarlas y hacerlas nuestras, me refiero a aportar en vez de producir lo mismo. En la elaboración de la estructura surgieron esta y otras preguntas, fuimos conscientes de que nuestro banco iba a crear muchas sinergias: un cuerpo entendido desde la integración de las partes que conforman un nuevo objeto, el banco, una estructura realizada por un grupo de personas destinado a otro, los presentes visitantes del Institut Valencià d’Art Modern.

La construcción se transforma en una acción que nos acerca a reflexionar sobre el vínculo del creador con el objeto. El esfuerzo en conectar y unir desde sí mismo, desde la identidad y su modo de entender aquello que nos acerca y nos suma, se condensa en lo que nos hace semejantes. La voluntad del individuo en su deseo de ser social más el propósito del creador en entender el arte como camino transformador de la sociedad, cooperan en este objeto, y aúnan al espectador y al creador en la acción de estar sentados, de estar presentes. Esta necesidad que se le impone al objeto, es creada por el individuo, es el autor quien decide hacía dónde se encamina el cuerpo y cuál es la tendencia de éste, siendo el factor que lo hace virar a la condición de mobiliario, dispuesto al uso individual y en colectivo.

­­­

Acerca de todas las cuestiones que desde mi punto de vista están latentes en la exposición de Xavier Arenós las que en mi opinión crean más interés son aquellas que versan sobre el posicionamiento del autor. El artista se ha mostrado a sí mismo, desde el inicio de su carrera, honesto e interesado en aquellos temas que hermanan: nuestra historia que lejos de ser algo del pasado la continuamos en nuestro pulso. No ha prescrito utilizar la educación del modo en el que se formó a los estudiantes en el Instituto para Obreros, ni sus ideales tampoco, pero si se encuentra empobrecida, manca de un contexto que la invente como un triunfo social merece. Su poder todavía está latente en la ciudad, ya que son las personas las que han transmitido esa fuerza y como tal han permanecido con ellos y ellas durante su tiempo. Hablamos de ideas longevas, heredadas y actualizadas por nosotros a través de las memorias más recientes. Una muestra de esto es poder trabajar junto a Xavier Arenós en su producción. Sin duda la experiencia de este taller y los temas tratados en la exposición me acercan a las ideas que plantea Walter Benjamin en su libro El autor como productor, mediante el cual reclama a los creadores su responsabilidad de ser claros y ser partícipes de su tiempo en el que no tenían sentido los cobardes porque el miedo estaba en todos.

Las reflexiones esbozadas a lo largo del texto continúan siendo primordiales en la actualidad, a pesar de encontrarnos en un escenario completamente distinto, correspondiente a un ambiente gris propio del capitalismo agonizante. Estas cuestiones siguen presentes, aunque la manera de afrontarlas se ha transformado, la actitud y la responsabilidad no son igual de poderosas ahora que en aquellos tiempos. Es la pasividad ante los grandes temas de la actualidad, de la que adolecemos hoy en día. Frente a esta escena es responsabilidad del creador mostrarse firme en su discurso artístico y ser consecuente con su modo de vida. Un referente que, en mi opinión y tras la experiencia de hacer juntos, cumple con tales reivindicaciones es el artista Xavier Arenós. Verdaderamente su obra muestra todo en lo que el artista cree, y es en esta honestidad donde se origina el discurso. Es nuestra naturaleza la que debemos de constituir como un verdadero marco desde dónde lanzar la mirada a ese escenario en busca de relatar nuestra propia presencia.



Laura Palau Barreda


+ Referencias y consulta:
Descargar monográfico en PDF


  < Siguiente Anterior >  


        


Últimos monográficos:
Bill Viola: Entre lo anacrónico y lo sublime. . Bill Viola.
El Guggenheim de Bilbao celebra sus veinte años con una exposición de las ...
Eugenio Merino: Aquí murió Picasso. Eugenio Merino.
Fiel a su talante polémico, Eugenio Merino ha formulado la mejor crítica que a ...
Julian Rosefeldt: Vanguardia y contemporaneidad. Julian Rosefeldt.
Hasta el día 29 de abril puede verse en la galería Helga de Alvear la última ...
La obra de arte debe de ser un ejemplo no algo ejemplar. Xavier Arenós.
Hoy nos encontramos resistiendo a unas imposiciones políticas y económicas muy ...






Otros canales
rss   twitter   facebook   youtube






 portal:   Aviso Legal | Información | Enviar a un amigo | Enlazar con Arte10 | Publicidad en Arte10.com | Contacto | Widgets y RSS | Mapa de Museos de España

Hecho con por Portfolio Multimedia

Arte10.com es una marca registrada con referencia: M2303078
ISSN 1988-7744. Título clave: Monográficos de Arte 10. Tít. abreviado: Monogr. Arte 10.

    |  © 1999-2017 ARTE10.COM