Arte contemporáneo en España



Monográficos de Arte 10. Revista de arte contemporáneo

ARCOmadrid 2012


VV.AA.
Feria de Madrid.
Febrero 2012.

Como cada año por estas fechas, ARCO sale en busca de su lugar. Como si de una letanía se tratase, el tiempo para repetirse cíclico y uno no sabe a qué atenerse: el desprecio de muchos, las críticas iracundas de otros, la fascinación glamurosa de unos pocos. Pero, sea como fuere, lo cierto es que ARCO tiene una posición, dentro del entramado artístico nacional, absolutamente clave.

                   clic para ampliar
Si nos preguntamos el porqué de la falta de artistas nacionales en el extranjero, si cabilamos acerca de la falta de coleccionismo privado, si deseamos a todas luces que el asunto se desinstitucionalice, ARCO –para todo esto y para más- es fundamental.

Si ya el año pasado –el primero con Carlos Urroz a la cabeza- pudieron verse las líneas maestras de hacia dónde apunta el futuro de ARCO, en esta edición la cosa va quedando ya más que clara. Quizá no sea tanto triunfo de un línea a seguir sino la consecuencia manifiesta de que –los demás, las otras ferias- solo nos han dejado ya una senda a recorrer –y esperemos que no sea la de los elefantes.

ARCO como punto de encuentro, como patio de recreo público donde se concite y surgen estrategias novedosas, que den forma a nuevas pesquisas sobre nuevos artistas, nuevas galerías, etc. Así pues, si sabemos que no van a volver grandes galerías centroeuropeas, invitar a aquellas otras que están labrándose un porvenir no en posición a estas grandes ‘instituciones’ pero si en un discurso bien diferente. Y, de igual modo, si el mercado con Latinoamérica se ha perdido a manos de Art Basel Miami, la cosa está en tejer un buen ejercicio –como esta vez se ha hecho en el Solo Projects: focus Latinoamérica- para dar oportunidad a nuevas derivas, nuevos contactos entre agentes artísticos para que otros artistas, otras galerías puedan formar parte del debate artístico.

Así las cosas, hay que ir a tiro hecho: recortar espacios, eliminar prácticas que no conducen a ‘nada’ –net art, arte sonoro, incuso menos video (que no vende)- y dedicarse a trabajar en aquello que sabemos nos puede aportar algo: crear nuevos coleccionistas clase media-alta, y dar voz a los silenciados del sistema.

La estrategia, y quizá sea eso lo que nos salve, parece tan acertada como arriesgada. Uno no es tonto y sabe que esto puede ser pan para hoy y hambre para mañana; pero mientras se forme un discurso bien armado, una seriedad en lo profesional, la formación de un nuevo coleccionismo jóven y dinámico, nada será echado en balde.

Obviamente que en el arte existen ecuaciones maliciosas o del todo punto perversas, como aquella que equiparan de forma malévola las cifras de los artistas que están en nómina de las grandes galerías, con los elegidos para la gloria por grandes museos e instituciones. Pero la salvación, como decimos, pasa por crear una ruptura no antisistémica pero sí diferenciadora con el resto del armazón artístico mundial.

Por de pronto, y una vez pasado el susto de la enésima boutade de Eugenio Merino, una vez pasado el susto de alguna que otra obra con voluntad de impacto (nunca falta ese Folkert de Jong y esa Kimberley Clark), bien pudiera uno pensar que, desde el lado que nos ocupa que es la crítica, hemos salido ganando. Más concisión, más ir al grano, más contundencia. Todo ello en pro de un coleccionista, el privado y nacional, que tiene en el producto patrio un mina de la que se puede extraer sin miedo a secarla.

Y es que aquí ya pensamos en una de las paradojas del sistema: si el artista español actual es potente –así al menos lo creemos-, ¿cómo es que, básicamente, no existe en el extranjero? Aquí, si no las claves, si podemos encontrar la constatación de un hecho: el buen estado de forma del artista nacional. José Guerrero, Elena Asins, Ignasi Aballí, Mateo Maté, Daniel Canogar, Pepo Salazar, Fernando Sánchez Castillo –con un monográfico en la galería holandesa Tegen Bosch Van Vreden-, Karmelo Bermejo, Javier Pérez –mejor su ‘Vida’ que su ‘Carroña’-, Miguel Palma –en una gran instalación-, o Javier Peñafiel, son figuras que no pasarían desapercibidas en ninguna situación.

Si tuviésemos que elegir algún trabajo nacional que hay que ver, en ARCO o donde fuese casi nos quedaríamos con los siguientes. La Galería Casi Sin Fin, que acude por primera vez, triunfa por completo con Pedro G. Romero y, sobre todo, con Javier Codesal: que este hombre sea aun un inmenso desconocido no ya para el ciudadano medio sino para el aficionado es una injusticia manifiesta. De Carlos Irijalba, del que ya pudimos tener noticias suyas en la exposición ‘Jugada a tres bandas’ de la Galería Travesía 4’, afirma su carácter con un video –‘Inercia’- que investiga la construcción de la realidad a través de la luz. Fran Meana con su estrategia de la reconstrucción de lo no-sucedido, y Regina de Miguel -ya vista, entre otras, en las Generaciones 2011- con su trabajo genealógico y documental, destacan también sobre el resto.

No obstante, lo más interesante es darse una vuelta por la sección Opening y, sobre todo, por los Solo Projects. Ambas propuestas, comisariadas de forma excelente, nos ofrecen más que pinceladas de artistas pertenecientes a jóvenes galerías internacionales, la primera, y a galerías iberoamericanas la segunda.

A destacar en Opening las propuestas de Leonor Antunes, de Gwnneth Boelens, de Vasco Barata y el video humorístico y ‘protestón’ de Ciprian Muresan. Más potente aún, dentro de los discursos que sorprenden en los Solo Projects bien se puede citar a Miguel Ángel Marcos y su video de las páginas amarillas, a Dias & Reidweg y el paseo de un espejo por las favelas brasileñas, el video de los tapones de Harker & Conlon o la propuesta económica-artística de Alicia Herrero como dispositivo de estudio de los propias mercancía-arte.

Pero volviendo al programa general, quizá lo interesante sería seguirle la pista a una serie de nombres al tiempo de destacar obras que por su contundencia –o su inocencia y candor- despiertan nuestra atención. Los Carpinteros en Ivory-Press gustan; el gran video de Julien Rosefeldt quizá sea el mejor de una edición que no destaca por dicha práctica; una instalación un tanto abyecta de Rebeca Horn; el peep-show de Erwin Olaf en Espacio Mínimo acierta a desenmascarar los mecanismos de la libido-cotilla; los sueños duchampianos de Álvaro Barrios oxigenan el ambiente y aciertan. También a destacar el ‘Delay’ de Chistoph Girardet, las ‘escaleras a ninguna parte’ de Carlos Schwartz o George Roussel y sus collages fotográficos.

Por último, artistas latinoamericanos que conocemos de sobra por aquí no dejan de sorprender, construyendo –o empezando a construir- carreras muy interesantes: a los ya citados Los Carpinteros, había que sumar Carlos Garaicoa, el jovencísimo Daniel Jacoby -presente tanto en Solo Projects y en el programa general- y que se perfila como ‘artista a seguir’ de la feria, Marlon de Azambuja o Carlos Bunga. El chileno Alfredo Jaar, como siempre, deja constancia de su solidez y de su sabiduría estética.

En definitiva, una feria la de este año que deja los experimentos y fanfarrias provocativas para una mejor ocasión y se lanza en pos de una personalidad definida. Los que ganamos: el coleccionista medio y el público en general. Esperemos que la jugada salga bien porque mucho nos tememos que no habrá segundas ocasiones de permanecer, mal que bien en la primera división del arte contemporáneo.


Javier González Panizo


+ Referencias y consulta:
Libros de Javier González Panizo
Descargar monográfico en PDF


  < Siguiente Anterior >  


        


Últimos monográficos:
Hullo, Hullo.. Rose Wylie.
Rose Wylie (Kent, Reino Unido, 1934) fue “descubierta” en 2010 con ¡76 años!. ...
Nosotros somos la distopía. Juan Cuéllar.
Lejos de aventurarnos en una historia de ciencia ficción, Juan Cuéllar nos ...
ATLAS ELIPTICALIS. Matices y apropiaciones.. María Sánchez y José Maldonado.
María Sánchez tiene una exposición titulada Atlas elipticalis en la galería ...
Segunda vez. Dora García.
¡Oh aquel limonero en el patio de los abuelos! Cualquier recuerdo incluye, ...






Otros canales
rss   twitter   facebook   youtube






 portal:   Aviso Legal | Información | Enviar a un amigo | Enlazar con Arte10 | Publicidad en Arte10.com | Contacto | Widgets y RSS | Mapa de Museos de España

Hecho con por Portfolio Multimedia

Arte10.com es una marca registrada con referencia: M2303078
ISSN 1988-7744. Título clave: Monográficos de Arte 10. Tít. abreviado: Monogr. Arte 10.

    |  © 1999-2018 ARTE10.COM